Acompañamiento Psicológico

Ofrecemos un espacio de acompañamiento psicológico durante el proceso de duelo en niños y adolescentes, ante la muerte de padre, madre o hermanos.

Acompañamiento individual
Grupos de niños, adolescentes o adultos a cargo
Orientación presencial para adultos con niños en duelo
Orientación telefónica a familias fuera de Buenos Aires
Orientación telefónica en momentos de crisis

Desde nuestros inicios hasta la fecha han pasado por la institución más de 320 niños y adolescentes en duelo junto con sus familiares directos, 210 de los cuales han realizado sus acompañamientos en forma presencial y 90 han sido acompañados telefónicamente, a través de sus padres, en momentos de crisis o en virtud de la distancia de residencia de las familias.

Este acompañamiento está dirigido a niños y adolescentes entre 3 y 17 años que hayan sufrido la pérdida de padre, madre o hermanos y a los adultos referentes que comparten este duelo; independientemente del tiempo transcurrido desde el fallecimiento del familiar. También ofrecemos el acompañamiento para niños o adolescentes cuando el familiar cercano esta en instancias de cuidados paliativos y la situación de duelo es inminente.

Consideramos importante el trabajo paralelo con el adulto que queda a cargo en función de dos objetivos centrales: elaborar su propio duelo y aprender modos saludables para acompañar al niño en la situación de pérdida.

Proponemos que el niño o adolescente participe de grupos donde podrá abordar sus emociones, sentimientos y pensamientos relacionados con la muerte de su familiar en un ambiente de cuidado, respeto y apertura. Encontrándose con otros niños que atraviesan por la misma situación en un espacio de expresión a través del juego y el arte.

Trabajamos con una mirada sistémica y constructivista. Una situación de duelo afecta a la familia entera y consideramos fundamental observar las interacciones de los integrantes para poder acompañar el proceso del doliente. Por otra parte consideramos que el duelo es un proceso activo donde la persona va construyendo y va dando significado para poder atravesar y salir adelante de la situación dolorosa.

Sugerimos diferentes abordajes terapéuticos basados en la expresión artística (plástica, escritura, intervenciones corporales, trabajos con cuentos, canciones, películas, etc.) porque consideramos que el desarrollo de la creatividad es especialmente importante en momentos de crisis como el duelo.